Bienvenidos a nuestro Web site..!---------------------PREDES por una cultura de prevención... 28 años al servicio de las poblaciones en riesgo...  
  Lima,
Indice del contenido
Mapa del site En Inglés
Contáctenos
Contáctenos
Escribanos
Escríbanos
Menú Principal
Página Inicio
EL PERÚ EN EL MUNDO
FENÓMENOS NATURALES
PREDES
Visión / Misión / Fines
Prioridades
Estudios realizados
Cobertura Geográfica
Reconocimientos
Staff
SERVICIOS
PROYECTOS DESARROLLADOS
TECNOLOGÍA PARA LA PREVENCIÓN
JÓVENES VOLUNTARIOS
PUBLICACIONES
NOTICIAS
GALERÍA DE IMÁGENES
REVISTA PREVENCIÓN 
CENTRO DE DOCUMENTACIÓN 
ENFOQUE DE PREVENCIÓN
ENLACES 


 

La reproducción total o parcial de cualquier contenido de este WEB
debe mencionar a PREDES.

En abril de 1983 un grupo de profesionales sensibilizados por el impacto social que causó El Niño de ese año y por la elevada vulnerabilidad de muchos pueblos a los peligros naturales, decidieron crear una organización que diese apoyo a las comunidades para prevenir los desastres. Surgió así el Centro de Estudios y Prevención de Desastres (Predes).

 El enfoque de Predes, entonces novedoso para la época, consideraba que:

Los llamados desastres naturales
     son "una correlación entre
     fenómenos naturales peligrosos y
     determinadas condiciones
     socioeconómicas vulnerables". 

La vulnerabilidad es una 
     característica del tipo de desarrollo
     económico y social
de nuestros
     pueblos, que se va gestando y
     acumulando
progresivamente,
     configurando
una situación de   riesgo
     que muchas veces se trata de

     minimizar o menospreciar
temerariamente.

Esta vulnerabilidad es generada cada vez más por la sociedad y no por la
     naturaleza. 

Es posible prevenir los desastres llamados "naturales" si se trabaja con los
     actores del desarrollo, para resolver la vulnerabilidad que produce el desarrollo.

A raíz de los desastres de 1983, Predes se insertó en la realidad de Chosica y la cuenca del río Rímac, donde ha permanecido por más de una década, apoyando el desarrollo, realizando estudios de riesgo y promoviendo planes comunales de prevención a través del Proyecto Integral y Experimental de Prevención de Desastres del Valle del Rímac (PIEVAR). A partir de este proyecto, la institución desarrolló metodologías educativas, propuestas técnicas y se difundió ampliamente el enfoque de prevención entre autoridades y población.

En 1985 se extiende el trabajo hacia las zonas rurales de la cuenca alta del Rímac. Predes impulsó el adecuado manejo de los recursos de agua y suelos: mejoramiento de la infraestructura de riego, rotación de cultivos, surco a nivel, uso de terrazas, forestación de laderas, etc.

En 1987 Chosica fue conmocionada nuevamente por los desastres; esta vez varios huaycos afectaron gravemente el área urbana. Predes apoya decididamente la emergencia y dentro del marco del PIEVAR, realiza estudios de riesgo de las zonas críticas en las quebradas más peligrosas de la zona.

Como resultado de las drásticas medidas económicas tomadas por el Gobierno peruano en 1988, ocurre en Chosica una gran movilización de mujeres por la defensa de sus hogares, formando espontáneamente comedores populares para asegurar el sustento familiar. Predes asume el reto de apoyar la organización de las mujeres e ingresa a la problemática alimentaria, entendiéndola como un aspecto de la vulnerabilidad social. Nuestra institución comprende la importancia y el potencial de estas organizaciones y en particular, el papel que tiene la población femenina de los barrios populares.

El agravamiento de la crisis económica en el país impulsa a Predes a encargar a sus profesionales el diseño de varias obras propuestas en los estudios de riesgo, con un doble objetivo: reducir la vulnerabilidad física de estos pueblos y generar fuentes de trabajo para los jóvenes de la comunidad.

Los años siguientes son marcados por desastres en otras partes del país, esta vez terremotos (San Martín y luego Nasca), que exigen a Predes ampliar su ámbito de trabajo y generar nuevos proyectos. La prevención sísmica y la planificación urbana cobran extraordinaria vigencia y conciencia para los pueblos afectados. Es así como de 1990 a 1994, desarrollamos proyectos de reconstrucción en el departamento de San Martín (Rioja y Moyobamba) y a partir de 1996 en la zona de Nasca y Acarí, en los departamentos de Ica y Arequipa. En ambos casos, la institución prioriza la problemática de la vivienda popular, proponiendo sistemas constructivos alternativos a los tradicionales: asumimos y promovemos la quincha mejorada, como solución segura, económica y participativa, bajo la modalidad de la autoconstrucción asistida. 

A inicios de esta década también participamos activamente en la campaña contra l
a epidemia del cólera y la construcción de letrinas, como parte de la problemática del manejo ambiental.

A un año del terremoto de Nasca, en diciembre de 1997, empiezan las grandes inundaciones del norte peruano como efecto del Fenómeno El Niño. Predes decide su participación, tanto en la emergencia como en la fase de reconstrucción de poblados, especialmente de la provincia de Morropón, departamento de Piura, poniendo el acento, tanto en la problemática de la vivienda segura, como en la temática del agua y saneamiento en las poblaciones damnificadas, en la que ya habíamos incursionado algunos años antes. En esta zona hemos desarrollado sucesivos proyectos de rehabilitación durante 5 años.

El advenimiento del nuevo siglo encuentra a Predes desarrollando un proyecto de prevención sísmica en el área de Lima Metropolitana, en el Cercado y en San Juan de Lurigancho, por considerarlas zonas de alta vulnerabilidad ante un eventual gran terremoto en la Capital. Aún no culminaba este proyecto, cuando en junio del 2001se produce el terremoto de Arequipa, exigiendo nuestra participación en nuevos proyectos en varias provincias afectadas, en los departamentos de Arequipa y Moquegua. A partir de entonces, Predes orienta parte de su equipo humano al sur del país, volcando toda la experiencia acumulada en casi dos décadas, tanto en el aspecto de la promoción social, como en el de tecnologías constructivas para la prevención, siempre interactuando con la población, los Comités de Defensa Civil y las autoridades locales.

En los dos últimos años, Predes ha puesto mayor énfasis en la gestión del desarrollo local, especialmente en los proyectos de Moquegua y la cuenca media y alta del río Rímac, en Lima. Con este fin apoyamos a sus Municipios en la elaboración de los planes de desarrollo y presupuestos concertados, considerando como elemento básico para reducir la vulnerabilidad, los planes de desarrollo urbano de la localidad.

Predes cumplió 28 años de trabajo perseverante, poniendo en cada proyecto nuestros conocimientos y experiencias al servicio de las poblaciones en riesgo de sufrir desastres, aprendiendo de ellas la sabiduría y el esfuerzo en sus estrategias de sobrevivencia .

Información legal

Predes fue fundado el 1° de abril de 1983, como Asociación Civil sin fines de lucro, inscrita en los Registros Públicos de Lima, con la ficha # 5811, tomo 270, folio 917. 

Fue inscrito en el registro de ONGD de la APCI: inscripción renovada y vigente con Resolución Nro 213-2000/PCM-SECTI del 18 de julio del 2002 y con Resolución Directoral Nº 110 - 2009 / APCI - DOC del 25 de Marzo de 2009.