En abril de 1983 un grupo de profesionales sensibilizados por el impacto social que causó El Niño de ese año y por la elevada vulnerabilidad de muchos pueblos a los peligros naturales, decidieron crear una organización que diese apoyo a las comunidades para prevenir los desastres. Surgió así el Centro de Estudios y Prevención de Desastres (Predes).

El enfoque de Predes, entonces novedoso para la época, consideraba que: •Los llamados desastres naturales son «una correlación entre fenómenos naturales peligrosos y determinadas condiciones socioeconómicas vulnerables».

  • La vulnerabilidad es una característica del tipo de desarrollo económico y social de nuestros pueblos, que se va gestando y acumulando progresivamente, configurando una situación de riesgo que muchas veces se trata de minimizar o menospreciar temerariamente.
  • Esta vulnerabilidad es generada cada vez más por la sociedad y no por la naturaleza.
  • Es posible prevenir los desastres llamados «naturales» si se trabaja con losactores del desarrollo, para resolver la vulnerabilidad que produce el desarrollo.
  • A raíz de los desastres de 1983, Predes se insertó en la realidad de Chosica y la cuenca del río Rímac, donde ha permanecido por más de una década, apoyando el desarrollo, realizando estudios de riesgo y promoviendo planes comunales de prevención a través del Proyecto Integral y Experimental de Prevención de Desastres del Valle del Rímac (PIEVAR). A partir de este proyecto, la institución desarrolló metodologías educativas, propuestas técnicas y se difundió ampliamente el enfoque de prevención entre autoridades y población.

En 1985 se extiende el trabajo hacia las zonas rurales de la cuenca alta del Rímac. Predes impulsó el adecuado manejo de los recursos de agua y suelos: mejoramiento de la infraestructura de riego, rotación de cultivos, surco a nivel, uso de terrazas, forestación de laderas, etc.

En 1987 Chosica fue conmocionada nuevamente por los desastres; esta vez varios huaycos afectaron gravemente el área urbana. Predes apoya decididamente la emergencia y dentro del marco del PIEVAR, realiza estudios de riesgo de las zonas críticas en las quebradas más peligrosas de la zona.

Como resultado de las drásticas medidas económicas tomadas por el Gobierno peruano en 1988, ocurre en Chosica una gran movilización de mujeres por la defensa de sus hogares, formando espontáneamente comedores populares para asegurar el sustento familiar. Predes asume el reto de apoyar la organización de las mujeres e ingresa a la problemática alimentaria, entendiéndola como un aspecto de la vulnerabilidad social. Nuestra institución comprende la importancia y el potencial de estas organizaciones y en particular, el papel que tiene la población femenina de los barrios populares.

PREDES - Centro de Estudios y Prevención de Desastres © - Lima, Perú -